miércoles, 15 de abril de 2009

La verdad que no se quiere escuchar

Foto de Alessandro Bianchi


Un científico italiano, Gioacchino Giampaolo Giuliani, predijo hace un mes la llegada de un gran terremoto en la zona de L'Aquila, a unos 80 kilómetros de Roma. La gente se lanzó a la calle a dar la voz de alarma, oyéndose megáfonos de coche pidiendo a los habitantes de L'Aquila que evacuaran sus casas.
Giuliani fue denunciado por alarmar a la población y fue obligado a retirar sus avisos de Internet, pero estaba totalmente en lo cierto. El presidente de la Institución Nacional de Geofísica y Vulcanología de Italia, Enzo Boschi, confirmó que desde que comenzaran los movimientos sísmicos el 6 de abril, se han registrado en la zona unos 10 mil temblores. El que se produjo el lunes 13 a las 23:20 tuvo una magnitud de 4,8.
Desde principios de año se habían dejado sentir en la zona ligeros temblores de tierra. Giuliani comenzó a investigar el fenómeno usando un sistema de detección de concentraciones de gas radón en áreas sísmicas, el cual cuando alcanza niveles altos anuncia la llegada de un terremoto.

5 comentarios:

Jose Coyote dijo...

no hay palabras para combatir la ignorancia de los pseudo científicos apoltronados en sus bancas de poder, como funcionarios de la naturaleza, a veces pienso que Galileo sigue vivo. Como comentabas el otro día, el método por gas es una de las mejores pruebas de que algo va a ocurrir, alguien debería dar la cara caballieri.

McM dijo...

Cierto, a veces parece que no queda nada por descubrir y no es más que un espejismo hollywoodiense.
Cuando se acercan tormentas u otros fenómenos que chocan contra el instinto de los animales...bien que corren a protegerse, nosotros hemos perdido ese instinto y es más...nos entregamos ciegamente a nuestra ignorancia, como bien dice Coyote.
Pero, qué se puede esperar de un pais cuya fe sigue entrando en conflicto político con la ciencia? (esto pasa aquí, y tb desacreditaríamos al científico loco...esos contenidos sólo pueden aparecer en Cuarto Milenio).
Jejeje, siento ser tanc coñazo..pero el futuro está en la Kinética. Otra cosa es que no la destruyan antes siquiera de empezar.
Saludos

EsTelaMarinera dijo...

Seguro que ahora se echaran la culpa los unos a los otros para evadir responsabilidades, a ver quien es el pavo que asume la metedura de pata.

Y como dice McM ya no escuchamos los mensajes indicativos que instintivamente nos prevenían de este tipo de cataclismos, cierto, pero ahora disponemos de tecnología para predecir cualquier fenómeno.

En vista de lo sucedido me hago la siguiente pregunta: ¿será más barato enfrentarse al desastre que llevar a cabo un plan de evacuación?

Angel Corbalan dijo...

Hola amiga (disculpa no se tu nombre)

Es curioso, dices por teléfono la palabra bomba y (dicen) queda registrado en "chiquicientos" parámetros y satélites.
Además, se investiga hasta el final.
Y esto del terremoto, ya vés.

Supongo, quue a partir de ahora lo tendran en cuenta hasta..........que se les olvide.

Buen post.

Besote

Ángel

EsTelaMarinera dijo...

Pues no sabía eso del teléfono y la palabra bomba, (ahora hasta me da palo escribirla).
Tanta paranoia con la amenaza terrorista y al final el mayor terror es la desidia y el comportamiento negligente de los mandatarios.