miércoles, 29 de abril de 2009

El tiempo pasa y no de largo


La ruta del sábado finca de Tirma- Cueva del Humo- Tifaracás fue toda una aventura, nos atrevimos a transitar caminos de cabras y nos encontramos a machos cabríos en libertad, fue muy emocionante.
Lástima que el día se nos hiciera tan corto y nos cayera la tarde a medio camino pues hubo que apretar el paso. Habrá que volver, me quedé con ganas de disfrutar un poco más el último tramo, pero no había tiempo para embelezarse, la noche no admitía prorrogas y avanzaba más rápido que nosotras.

4 comentarios:

Jose Coyote dijo...

bonita panorámica te marcaste del camino de regreso, preciosa. Veo el lugar y escucho la respiración y el corazón latiendo libre como los cabrones que encontramos sobre las cuevas. El tiempo pasa y pasan los días. Hay que aprovecharlo.

EsTelaMarinera dijo...

Hay epidemia de
"panaromi-fotitosis", y creo que me he contagiado, será por visitarte tanto ;)

Que rico es ejercitar el corazón, oxigenarse, sobretodo cuando no hay contaminación.

Angel Corbalan dijo...

Hola guapiña
Debió ser impresionante.
Seguro fue un buen recorrido por esos hermosos parajes.
Besote
Ángel

nieves dijo...

Hola preciosa,dejame decirte k el tiempo es verdad k pasa y nosotros debemos avanzar con el y no kedarnos en el camino,todavia keda tiempo suficiente para sentir,vibrar,sonreir y encontrar la luz k nos guia...bonita imagen k m trae bellos recuerdos k llevo en mi corazon como un gran tesoro.besitos nos vemos,ciaito pues