martes, 15 de abril de 2008

Química de las emociones

Hoy, mientras cocinaba me descubrí teniendo unos pésimos pensamientos.

No es la primera vez que me sucede, cuando tengo un problema, mi cabeza da vueltas y vueltas en torno a él, incluso cuando sé que tiene fácil solución. Y sospecho que si no tengo problemas, busco alguna angustia en la que centrarme.

Y no es que me guste. Tampoco he sido así siempre, es solo que ya me acostumbré a estar ansiosa, deprimida o enfadada con el mundo.

Estas consideraciones las empecé a tener a raíz de ver la película documental "¿¡Y tú que sabes!?", en principio me habían hablado de que el documental esclarecía algunos conceptos de Relatividad y sin necesidad de tener conocimientos de física.

Sin embargo, para mí como indica la sinopsis de su Web oficial (http://www.ytuquesabes.es/) ha hecho que me pregunte qué es lo que sé realmente de mi misma, y lo cierto es que descubrí que no tenía ni idea.

Una de las ideas de la película, o por lo menos así la entendí yo, es la adicción que tenemos a determinadas emociones. Las emociones se manifiestan físicamente como un coctel químico que nos hacen: temblar cuando tenemos miedo, llorar cuando estamos tristes, reír cuando estamos alegres, que el estómago se nos encoja cuando estamos cerca de la persona amada... Pues bien, cuando hemos estado ansiosos durante un periodo de tiempo prolongado, empezamos a depender de esa emoción, e inconscientemente nos procuramos esa dosis de emoción (y su reacción química asociada), ya sea propiciando con nuestras actitudes que se den circunstancias similares que desencadenen esa emoción, o simplemente pensando en lo ocurrido.

Tremendo ¿verdad?, que solo un pensamiento me haga sentir mal y aún peor, que yo mismo me boicotee mis propios sueños para reproducir esa emoción y su correspondiente respuesta química a la que he terminado enganchada.

A mi me enseñaron a tener mucho cuidado con lo que hago, pero jamás me advirtieron que tuviese cuidado con mis pensamientos, y según esta idea, estos pueden beneficiarme o perjudicarme tanto como mis propias acciones.

Antes de ver la película creía que mis altibajos emocionales eran debidos a desequilibrios hormonales, ahora no estoy tan segura de quien es el desencadenante, si son las emociones las que se somatizan en forma de desequilibrios hormonales o si son las hormonas las que me hacen sentir esas emociones tan revueltas.

En fin, en cualquier caso trato de observar mi actividad mental diaria y he podido comprobar que cada pensamiento, por lo general ha quedado fijado en mi mente o registrado si está acompañado de una determinada emoción. Es como el mar de caras con las que me cruzo diariamente en la ciudad llena de desconocidos. De la mayoría de las caras ni me acuerdo, salvo de aquellas que provocaron en mí una determinada emoción.

Lástima que mi educación occidental me haga considerar que soy un individuo con un cuerpo, un alma y un espíritu que parecen que no tienen que ver una parte con otra. En contraste con la concepción más holística que tienen las filosofías orientales donde el ser humano se considera como un todo donde cualquier actividad física, emocional o mental termina afectando a las otras partes de ese todo. Como ejemplo se me ocurre el dolor de cabeza que afecta a mi estado de ánimo, haciendo que llegue a casa con un humor de perros, o ¿es la tensión vivida durante el día lo que me produjo el dolor primero y se convirtió en mal humor después?

Opino que no se trata de evitar o reprimir las emociones, pues todas son imprescindibles para nuestro desarrollo y supervivencia, sino más bien ser conscientes de lo que puede desencadenar en nosotros las emociones y procurarnos con nuestra actividad, nuestras relaciones, nuestros pensamientos, aquellas que nos resulten más sanas.

Tanto si has visto la película como si no, me encantaría que compartieras tu impresión, pues posiblemente tú hayas reparado en algo que yo no tuve en cuenta...

8 comentarios:

JAVIER dijo...

Hola,no se si esta opiniòn teva a valer pero yo me voy arriesga ,hay que gestionar bien los sentimientos porque de aqui biene todo porque primero sentimos luego pensamos y asin actuamos yo creo que la base esta en los sentimientos ,para ti es mas fasil quedarte en tu pensamiento yno afrontar un sentimiento

EsTelaMarinera dijo...

Hola Javier.

Bueno, no sé si será más fácil quedarme en el pensamiento, solo que no tengo suficiente destreza en la gestión de las emociones. Pero espero que con un poco de atención aprenderé a hacerlo.
Gracias por tus comentarios, siempre serán bienvenidos.

JOSUE dijo...

Sabes a que creo que se deba?
a que no has designado que debe gobernarte, y entonces reina la anarquia de los pensamientos que quieren gobernar, de los sentimientos que luchan por su lugar, de tu espiritu que clama por su identidad, y a todos quieres hacer caso. Debe llegar quien gobierne y ponga todo al servicio de un solo proposito.

Lo que describes es un desequilibrio entre mente, cuerpo y emociones cuando encuentres ese gobernador todo se sujetará en autoridad. El unico que puede poner orden es Dios para conseguir el propósito
Yo creo en ese orden

Reflexiona, tal vez hay cierta falta de proposito o no existe un proposito central en tu vida

El orden que mencion traerá el propósito tus problemas de fe pueden ser las responsables de tus altibajos

Cuando llegue el ordeny ya no serán esfuerzos desperdigados de tu mente por un lado tus sentimientos por otro tu epiritu perdido sino que al encontrar el proposito . vendra la armonia
todos trabajando en su momento

Un alineamiento como el de las estrellas con orden y belleza. Asi
tu vida sera un completo orden ... y mas bella de lo que conozco que es

jorge roberto dijo...

hola ,guapa sin verte , guapa porque piensas y sientes , por que te ocupas y te preocupas , ni tanto ni tonto , hay que vivir y matizar pero no hay que dejarse desbordar , nuestro cerebro es como un oceano imenso e imparable , y a que dejar que de vez en cuando vaya un poco a la deriva , y asi liberar tension , no te preocupes tanto y tampococo te abamdones , dejate llevar por la corriente que tu misma podras timonear , pues afin de cuentas tu eres quien manda y el resto de tu personalidad obedece y esto es auto control un beso para la guapa angustiada , espero que tu animo se exite y te complasca gratamente . farolilla

Chuko dijo...

Querida Estela:
En referencia a tus adicciones mentales que tiene toda la sociedad ,no eres la unica que esta pasando por malos momentos ,pero se debe en parte que vivimos en una selva del siglo XXI,pero una selva donde la mayoria esta sedienta de dinero entonces dicho esto te habras encontrado gente sinverguenza que te habran llenado de rabia y entonces han sido cambiados por aquellos maravillosos pensamientos llenos de sueños donde tu cerebro era un hermoso jardin con las flores mas bonitas.Yo creo que eso es lo que tienes que conse guir volver a tener tu hermoso jardin interior que seguro que lo tienes.los pensamientos pueden cambiar aunque paresca una tonteria con el simple proposito de pensar en positivo y desear con fuerza tus sueños lo puedes conseguir porque yo los he conseguido y no soy ningun BUDA.Espero que te ayude algo y tambien espero que la proxima vez que escriba en este blog pueda intuir en tu poximo articulo que tu jardin esta resurgiendo y esten saliendo esas maravillosas flores por primavera.Un abrazo

EsTelaMarinera dijo...

He suprimido una entrada que tenía dos versines similares. A la primera le faltaba un párrafo con respecto a la segunda, así que dejé la que estaba más completa.
Gracias por vuestra participación. El conocer la opinión de otros sobre el tema me resulta muy enriquecedor.

rosa dijo...

Enhorabuena; aquel que se atreve a mirar a su Sombra cara a cara se conocerá realmente a sí mismo...y ya sabemos quién dijo que sólo así llegaríamos a conocer el mundo.
Y, ¿cómo conocer nuestra Sombra sin hacerle espacio, sin escuchar lo que hoy tiene que decirnos, lo que en este momento necesita...?
La película me pareció altamente recomendable; en mi opinión, merecería páginas enteras para comentar cada idea planteada, cada pregunta abierta.
Bienvenidas sean las películas que nos hacen cuestionarnos y, a ser posible, cambiar nuestro punto de enfoque.

EsTelaMarinera dijo...

Me encanta conocer todos vuestros puntos de vista.
Cada uno, a su manera, me ha hecho tener en cuenta algunas consideraciones.

Javier has sido muy agudo al percatarte de que mi lado racional intenta imponerse a mi lado intuitivo o instintivo.

Tras leer el comentario de Josue salí al jardín a ver las estrellas, estaba algo nublado, pero en los claros pude divisar algunas, mirándolas lancé mi plegaria al cielo pidiendo el alineamiento e integración de todas mis partes.

Lo de guapa angustiada... he de reconocer que me escoció. (¡ja,ja!) No por lo de guapa, que un piropo siempre se agradece, sino por angustiada. Triste calificativo, pero la verdad: es que es lo que hay... Hay días que me convierto en "Doña Angustias". ¡Ay! ¡pobre de mí!
Jorge, en esos días especialmente seguiré tu consejo, procuraré pensar menos. Y no me refiero a dejar de pensar, sino que procuraré no darle tantas vueltas a la misma idea hasta soltar humo o lágrimas (según me de).
En estos días, después de involucrarme con este Bloc, en mi mente no han tenido cabida "oscuros pensamientos". Tal vez hayan sido sustituidos por "pensamientos llenos de sueños", como Chuko mencionó. Porque tras resbalar una y otra vez, mi confianza en mi y en un futuro lleno de posibilidades quedaron bastante tocados. Hasta el punto de llegar a pensar que mejor era ni tenerlos.
Chuko, estoy quitando malas hierbas de mi jardín, y estoy plantando nuevas semillas en los huecos que ha dejado este tiempo de desolación. Y les parecerá una tontería, pero después de tres años, por primera vez ha brotado una vara de una orquídea que tengo en casa. ¿Sincronicidad? Tal vez.

Rosa, ¡menudo marrón cuando inevitablemente nos encontramos con la sombra!
Corrijo, no es que la encontremos, pues ella está siempre ahí y nos engañamos negando su existencia, sino que a veces las circunstancias nos fuerzan a encararnos con ella y no sirven los autoengaños pues tenerla oculta en momentos de bajón es difícil, pues estamos sin energía, y entonces "ella" se toma la revancha por tenerla tanto tiempo negada.