domingo, 1 de marzo de 2009

Dragos entrelazados


Esta imagen es de los dragos del Gamonal, en Telde, pero la disposición de sus ramas me recuerda la bella historia de los dragos gemelos de Breña Alta.
.......
Cuenta la leyenda que una bonita y joven mujer de cautivadora y dulce mirada encantó a dos hermanos gemelos en el municipio palmero de Breña Alta, por entonces Cantón de Tedote. Ambos se enamoraron perdidamente de ella y llegó el triste día en el que había que dirimir en batalla cuál de los dos jóvenes sería el que poseyera a la atractiva doncella.
La leyenda cuenta que la lucha fue dura y cruel. Los jóvenes hermanos y gemelos se batían con valentía. En las venas les ardía la sangre y les cegaba la mente y el destino, pero la fatalidad quiso que no hubiera vencedor sino que los dos murieran en la lucha por el amor a una mujer.
La doncella, al enterarse de la triste desventura, se consideró causante del fallecimiento de sus dos pretendientes y juró que jamás sería de nadie, sino del recuerdo de los dos hermanos. Apenada y desconsolada quiso que la imagen de los dos jóvenes fuera superior a su propia existencia. Se trasladó por las agrestes laderas de la Cumbre recubiertas de hojas, árboles y arbustos de la mítica y húmeda laurisilva, al poniente de La Palma, en busca de dos gajos de dragos para luego, cariñosamente, sembrarlos paralelos y próximos en el mismo lugar donde los dos hermanos habían regado su sangre, para cada día regarlos con su cántaro, ya que sentía el mismo amor y compasión por ambos. De esta forma, según el relato, se cumplieron los deseos de inmortalidad de un recuerdo y, sobre todo, de un amor.
Con el tiempo y lentamente, los dragos, uno por cada hermano, fueron creciendo entrelazando fuertemente sus ramas. En la actualidad, ya no se sabe cuál es uno y cuál es el otro, permanecen altaneros y abrazados en la larga longevidad de esta especie de árbol, como si quisieran ser el símbolo de un destino común por amor a una bella mujer.
.......

Espero que sobrevivan muchos años, me pregunto como sería la leyenda de los dragos del Gamonal.


5 comentarios:

Jose Coyote dijo...

preciosa historia, algo trágica por el desenlace. Los del Gamonal parecía que querían decir algo, entre tanta talla en sus ramas. Son seres especiales los dragos, con su fuerza y calor. Buen pateo nos pegamos para verlos, mereció la pena

EsTelaMarinera dijo...

Si, merecio la pena, el camino fue muy bello y la meta coronada por los fantasticos dragos hermanados por sus ramas.

Dulce dijo...

Preciosa historia.

Inmaculada (Adi) dijo...

Gracias por una maravillosa historia, yo me confieso enamorada de casi todo bicho viviente, animal o vegetal y ver estas estampas siempre me conmueve mucho.

También hago excursiones frecuentes por la sierra de Tramuntana de Mallorca y parece mentira que personas vivan aquí toda la vida y no sepan apreciar todas las maravillas de su entorno.

He estado mirando las fotografías de Artenara y realmente parecen de cuento de hadas, preciosas...

Gracias por tu visita a Pan y Varios, es un placer que hayas encontrado la receta del Pollo crujiente apetitosa.
Un abrazo.

EsTelaMarinera dijo...

Hola Adi!

Me resulta muy gratificante que te hayan gustado las fotos y la leyenda.
Yo también adoro la naturaleza y es una lástima que haya gente cuyo recorrido más largo sea el de su casa al trabajo, (¡lo que se están perdiendo!). A veces es por el agobio del día a día y otras por simple vagancia.
¡Con todo lo que queda aún por descubrir!

Me encanta visitarte, porque siempre encuentro alguna inspiración para cocinar cosas nuevas.

Un abrazo