viernes, 3 de octubre de 2008

Pobreza y generosidad


Solo quien es pobre procede con tanta generosidad
.
Esta frase la citó Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro el 02 de octubre de 2008.
.
Como dice el refrán: el que guarda siempre tiene. Enriquecimiento y generosidad parecen no congeniar mucho en la actualidad, sin embargo, el enriquecimiento parece llevarse bien con la mezquindad.
.
En los residenciales de élite "las grandes damas" acuden a eventos benéficos donde presumir de aportar cuantiosas donaciones. En contraste, escatiman en los sueldos de las personas del servicio doméstico. Sus "adorables esposos", la mayoría empresarios de éxito, no dudan en pagar sueldos míseros a sus trabajadores por largas jornadas de trabajo, como tampoco se cuestionan la generosidad cuando por recorte presupuestario hay que despedir a alguien de la plantilla. Dejan ya de importar las personas, lo único importante es ganar. Y si en lugar de empresarios son políticos mejor no hablar...
.
Ya es hora de reconsiderar otras alternativas más humanas, si se invirtiera en desarrollo en los países más desfavorecidos, y las grandes multinacionales de multimillonarios dejaran de arrasar los recursos de estos países hasta exprimir la última gota, posiblemente el hambre se podría erradicar. Es más, hay incluso países donde las inversiones en desarrollo caen en agua de borrajas porque están en guerra o son víctimas de limpiezas étnicas. Todo ello inducido por la mano invisible y tiránica del poder de los que quieren seguir siendo los más ricos.
.
* * * * * * *

6 comentarios:

emejota dijo...

Ricos y pobres, pobres y ricos, siempre ha sido la misma cosa. Para que engañarnos, nada -basicamente- ha cambiado... Los que mas tienen siempre conseguiran mas... Mas beneficios se entiende, porque normalmente (y tal vez este generalizando) suelen estar escasos de otros valores... Y los mas desfavorecidos economicamente, siempre, indefectiblemente, han de pagar el pato... Todo se encarece y los sueldos, para quien los tiene, no dan mas de si. Asi es la cosa.

Perdon si he estado un tanto pesimista... pero no le veo solucion a este mogollon. Este sistema es asi, lo han creado asi, y desde hace mucho tiempo practicamente nada ha cambiado... Un engañabobos... Ya me entiendes.

En fin. Un beso.

EsTelaMarinera dijo...

En nuestro entorno cercano por comparación nos podemos sentir identificados con el bando de los pobres, porque quizá no llegamos a fin de mes, tenemos más deudas de las que podemos afrontar o porque ya no podemos añadir caprichos a la cesta de la compra.

Pero si nos comparamos a nivel global, estamos entre los ricos, pues todos los días comemos calentito, abrimos un grifo y sale agua (no tenemos que ir a buscarla a un pozo) vivimos en casas acojedoras y tenemos la seguridad de que mañana también volveremos a comer y a dormir cómodos y protegidos.

Y mi pregunta es, si realmente seríamos nosotros tan generosos.

emejota dijo...

Lady Fortuna es una dama caprichosa... Hoy puede tenerte entre algodones y mañana... quien sabe.

Los que hoy dormimos -como tu dices- protegidos y comemos calentito y tenemos agua corriente y electricidad y un ordenador como este desde que el escribo, mañana podemos vernos en la calle y rebuscando en la basura. Todo es posible en este mundo y con este sistema.

Pero si es cierto que hay personas que durante toda la vida no tienen apenas o ninguna oportunidad... Desde que nacen parecen condenados a unaa existencia de miseria, subsistiendo a duras penas dia tras dia. Todo depende del pais, la familia, etc. donde te haya tocado nacer. Hemos tenido una cierta fortuna habiendo caido en este llamado Primer Mundo. Y ya que estamos... Podemos hacer algo por cambiar este orden de cosas... Como por ejemplo hablar del tema... Aunque mucho me temo no sera suficiente.

En fin. Somos unos privilegiados (en comparacion claro).

Beso

EsTelaMarinera dijo...

Podemos hacer otras cosas además de hablar.

Podemos echarnos una mano los unos a los otros para facilitar la vida de los que tenemos cerca en la medida de lo posible.

Dar, como esta mujer de la foto, lo que seamos capaces de dar. Ni más ni menos.

Podemos ser generosos con compañía, con sonrisas, palabras de aliento, con amabilidad... Que hasta con esto escatimamos. Y por qué no, con el que nos pide unos centimos por la calle después de ayudar con la maniobra de aparcamiento.

Tal vez así empecemos a percibir nuestro entorno como un lugar en el que nos sentimos integrados.

Tinópolis dijo...

¿Cuántas imágenes harán falta para remover el corazón humano?
¿O es que muchos humanos han tenido la desdicha de endurecerlo, perdiendo esa noble cualidad de que les cimbree todo el cuerpo ante el impacto de La Vida?
Este es el tiempo de hacer realidad algunos de nuestros sueños:
http://www.marchamundial.org
Gracias, EstelaMarinera, por la mirada que pones a La Vida...

EsTelaMarinera dijo...

Hola Tino,

¡Que bueno que estés por aquí!

¿Participarás de la marcha por la paz y la no violencia? Sería estupendo unirse a ella aunque solo fuera en un tramito.

En fin, confío en que esta iniciativa cambie un poco, aunque solo sea poquito, la tendencia que caracteriza a nuestra especie de guerrear tanto.

Saludos